Las perspectivas para la economía global son menos catastróficas de lo proyectado en junio, dijo el jueves el portavoz del Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque seguirán siendo "muy difíciles" para muchos países emergentes.

"Los datos recibidos recientemente sugieren que la perspectiva puede ser algo menos nefasta que en el momento de la actualización (del informe de Perspectivas de la Economía Mundial, WEO) del 24 de junio, con partes de la economía global comenzando a cambiar de rumbo", dijo Gerry Rice en una rueda de prensa.

Sin embargo, precisó que "el panorama sigue siendo muy difícil", ya que los mercados emergentes, excepto China, enfrentan una situación "precaria" debido a la pandemia del coronavirus.

El avance del coronavirus en el mundo, que deja ya más de 978,000 muertes, ha forzado a los economistas a ajustar las proyecciones de la economía, en un ambiente de incertidumbre.

En junio, el Fondo proyectó que el PIB mundial iba a contraerse un 4.9% en 2020 y que el virus iba a restar 12 billones de dólares a la economía en dos años. En abril el pronóstico era de una caída del PIB global de 3%.

El 13 de octubre el FMI va a actualizar sus previsiones en la reunión semestral del organismo, que al igual la edición de abril tendrá un formato virtual por la pandemia.

Rice indicó que China y otras economías están registrando un desempeño mejor de lo esperado en el segundo trimestre, en parte debido a que las medidas de confinamiento fueron levantadas tras el cierre casi total instalado a principios del año.

"También estamos viendo signos de que el comercio global está empezando a recuperarse", indicó Rice.

Los economistas tienen miedo sobre el efecto de una segunda ola de infecciones que dañe la recuperación. En los últimos días el alto nivel de contagios en Europa empujó a los gobiernos de España, Francia y Reino Unido a imponer restricciones para los ciudadanos.

"Quiero enfatizar que no estamos fuera de peligro", indicó Rice.

Una situación frágil

El miércoles, el primer subdirector gerente del FMI, Geoffrey Okamoto, consideró que la situación global es "menos mala" de lo proyectado inicialmente, en particular en las economías avanzadas, pero señaló que el panorama no es homogéneo.

Okamoto señaló a América Latina como un ejemplo de la "recuperación parcial y desigual" y proyectó que la región se contraerá un 9% este año, una proyección levemente mejor a la hecha en junio, cuando se pronosticó una caída del PIB regional de 9.4%.

La situación es especialmente frágil para los países que dependen del turismo y para las naciones que tienen necesidades de financiamiento muy importantes.

"Estamos preocupados de que la crisis esté anulando los progresos logrados en los últimos años para reducir la pobreza", indicó Rice.

Al ser interrogado sobre las perspectivas de Estados Unidos, que es un motor importante del crecimiento mundial junto con China, el funcionario del FMI insistió en que los hogares y las empresas siguen enfrentando una situación difícil y señaló que el Fondo sigue aconsejando que el gobierno implemente rápidamente un paquete de ayudas.

En Washington, las conversaciones están atascadas para impulsar medidas de alivio antes de las elecciones de noviembre, unos comicios entre el presidente Donald Trump y su rival demócrata, Joe Biden, que se anuncian muy reñidos.

El FMI llamó la atención sobre el endeudamiento, en un momento en el que hay "aumento significativo de la vulnerabilidad de la deuda" en muchos países.

La economía mexicana sumó su segundo mes consecutivo de mejoría durante julio, gracias a la reactivación de actividades tras el confinamiento, señalan datos divulgados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En julio, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) de México repuntó 5.7% en julio con respecto al mes previo, que tuvo un avance de 8.8%.

Sin embargo, si comparamos julio de este año con el mismo mes de 2019, el IGAE tuvó un desplome de 9.8%.

Por actividades, las secundarias tuvieron un crecimiento mensual de 6.9%, mientras que las terciarias aumentaron 4.6%.

En contraste, "la tendencia ascendente de las actividades primarias no se interrumpió durante la emergencia sanitaria por COVID-19; en julio 2020 exhibieron un importante avance mensual de 13.9% y de 10.6% respecto a julio 2019", explicó Julio Santaella, presidente del INEGI.

Ante la pandemia de COVID-19, que acumula más de 75.000 muertes y 715.000 casos en el país, México suspendió las actividades no esenciales en abril y mayo, con un plan de reactivación económica de "nueva normalidad" desde junio.

El titular del Inegi precisó que la actividad económica presentaba una trayectoria descendente desde 2018, con una contracción de 20.9% de enero de 2020 a mayo.

El Producto Interno Bruto (PIB) de México creció un 2.1% en 2018, pero tuvo una contracción de 0.3 % en 2019.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula que la caída de la economía mexicana en 2020 será del 10.5% a consecuencia de la contingencia sanitaria, aunque la Secretaría de Hacienda prevé una caída de 8%.

La economía mexicana tuvo una contracción histórica del 18,7 % anual en el segundo trimestre del año y ha perdido más de 1 millón de empleos formales por la pandemia de COVID-19.

Con información de EFE

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) se reunirá nuevamente este jueves para definir el rumbo de la política monetaria y todo parece apuntar a que continuará con el abaratamiento del precio del dinero, solo que esta vez será en menor medida.

Analistas estiman que el banco central recortará por undécima ocasión su tasa de interés en 25 puntos base, para ubicarla en 4.25%.

En los últimos cinco anuncios previos, los ajustes a la baja fueron de 50 puntos base.

De acuerdo con una encuesta elaborada por la agencia Reuters, 21 de 27 analistas consultados esperan que Banco de México disminuya la tasa de interés interbancaria en 25 puntos base. Un participante pronosticó una reducción de 50 puntos base y cinco más dijeron que la tasa se mantendría estable.

"Después de realizar 5 recortes consecutivos de 50 puntos base, la Junta podría desacelerar el paso de reducción en la tasa, en respuesta a inquietudes sobre la estabilidad de los mercados financieros y el aumento reciente en la inflación", dijo Citibanamex en un reporte.

En agosto, la inflación se ubicó en 4.05% a tasa anual, su nivel más alto en 15 meses y quedando fuera del objetivo de Banxico de 3% +/- un punto porcentual.

"La tasa anual se ubicó en agosto pasado a su mayor nivel desde mayo de 2019, ligeramente por arriba del objetivo de Banxico del 4.0%. Incluso, la inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, a pesar del bajo ritmo de crecimiento también se ubica cerca de 4.0%", señaló por su parte CI Banco.

Para finales de 2020, la tasa se ubicaría en un 4.0%, según la mediana de las proyecciones, lo que implicaría que Banxico la recortaría otros 25 puntos base en alguno de los dos anuncios de política monetaria programados para noviembre y diciembre.

En ese nivel se mantendría durante 2021.

Banxico estimó a finales del mes pasado que la economía mexicana podría caer hasta un 12.8% en 2020 en el escenario más pesimista, tras el freno en las actividades productivas por la pandemia de coronavirus.

El banco publicará el jueves a las 13:00 horas locales su comunicado de política monetaria.

Con información de Reuters

La empresa de servicios financieros digitales Konfío obtuvo una línea de financiamiento de 1,300 millones de pesos (mdp) por parte de BID Invest, brazo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

 “La línea comienza con un compromiso por 800 mdp, que puede ser ampliada a 1,300 mdp y estará disponible durante un período de hasta 6.5 años, asumiendo tres ciclos de desembolso y repago. Con esta línea Konfío continúa expandiendo su capacidad de otorgar préstamos a las Pymes en México”, informó la empresa este miércoles en un comunicado.

“El impacto del COVID-19 ha sido especialmente fuerte sobre las Pymes en México. Sin embargo, en Konfío no nos detenemos ante una generalización. Sabemos lo importante que es ver a cada uno de los empresarios en función de sus oportunidades y retos específicos. Gracias a datos y tecnología de avanzada, somos capaces de identificar negocios con potencial que merecen ser apoyados en estas difíciles condiciones”, añadió David Arana, CEO de Konfío.

Además del monto de crédito, Konfío y el BID Invest acordaron trabajar de manera conjunta para concretar proyectos dirigidos a cerrar brechas de acceso a financiamientos para mujeres en el país.

La empresa añadió que ha implementado procesos de recursos humanos más inclusivos, así como una revisión de sus políticas de gestión de talento para reforzar la equidad de género.

“Konfío será la primera Fintech en México que desarrolle una estrategia de mercado con base en género”, destacó la compañía fundada en 2014.

El tamaño del mercado potencial de préstamos para Pymes en México se estima en más de 100,000 millones de dólares (mdd), aunque el mercado actual está aún por debajo de 45,000 mdd. A pesar del potencial existente, los préstamos de la banca tradicional se han mantenido casi sin crecimiento durante los últimos tres años.

Europa está trabajando en una página web del estilo Amazon donde pondrá en venta cientos de miles de millones de euros de préstamos bancarios que se han visto afectados por la crisis del coronavirus, en un intento de apuntalar la economía y desafiar el dominio de los grandes inversores de Wall Street en el mercado de deuda.

El proyecto, diseñado por altos cargos del Banco Central Europeo (BCE), se enmarca en los esfuerzos de los 19 países de la zona euro para hacer frente a un creciente cúmulo de préstamos impagados y tiene por objeto evitar que los fondos compradores de "deuda tóxica" los adquieran a precios mínimos.

"La idea es abrir el mercado a los compradores de carteras más pequeñas, con un mercado al estilo de Amazon o eBay, en el que se pueda navegar ... Eso puede hacer que el mercado se mueva", dijo a Reuters Edward O'Brien, un alto responsable del BCE involucrado en el plan.

Los grandes fondos compraron miles de millones de euros en préstamos después de la última crisis financiera y en este proceso adquirieron activos inmobiliarios que estaban como colateral y cuyo valor se ha incrementado desde entonces.

"El mercado de los préstamos dudosos ha estado dominado por unos pocos compradores muy grandes. En un escenario típico, una de estas empresas puede comprar una cartera muy grande con grandes descuentos", dijo O'Brien.

Un estudio realizado por Deloitte encontró que de los más de 450,000 millones de euros (529,000 millones de dólares) de préstamos vendidos en Europa entre 2014 y 2019, aproximadamente la mitad fueron comprados por Cerberus, Blackstone, Lone Star y Goldman Sachs.

Blackstone y Cerberus no respondieron a una solicitud de comentarios. Goldman Sachs y Lone Star se negaron a hacer comentarios.

Los bancos se deshacen de los préstamos fallidos generalmente a una parte mínima de su valor nominal con el fin de sanear sus balances para poder seguir dando crédito y mantener a flote tanto su propio negocio como las diferentes economías en las que están presentes.

El esquema del BCE, que aún no ha sido firmado y será discutido con los responsables de la Unión Europea el viernes, está inspirado en el sitio web italiano BlinkS, que pone en comunión a compradores y vendedores de préstamos, así como en las subastas de deuda de una agencia federal de EU.

Si los estados de la UE están de acuerdo, el nuevo mercado podría estar bajo la Junta Única de Resolución (JUR), el organismo de la Unión Europea en Bruselas que supervisa los procesos de quiebra bancaria.

"¿Por qué todo contrato público tiene que subastarse en un concurso abierto y los préstamos tóxicos pueden venderse a puerta cerrada", dijo Bostjan Jazbec, un cargo de la JUR.

"El éxito en la compra y venta de préstamos tóxicos implica mucha información privilegiada. COVID significa que hay más préstamos dudosos por delante. Cualquier venta debe ser transparente", añadió Jazbec.

La deuda en la zona euro, que se considera poco probable que sea devuelta en su totalidad, asciende a más de medio billón de euros, incluyendo tarjetas de crédito, préstamos para automóviles e hipotecas, una suma que previsiblemente aumentará.

John Fell, un segundo funcionario de alto nivel del BCE, dijo que estos préstamos tóxicos presentan un desafío más amplio.

"El problema es que los préstamos dudosos se entienden demasiado a menudo como uno que se limita a los bancos. Pero es mucho más amplio, afecta a toda la economía", dijo Fell.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (NCBV) anunciaron este miércoles un nuevo plan de medidas para reestructurar créditos con el fin de apoyar a los clientes de las instituciones financieras afectados por la crisis económica generada por el Covid-19.

Se trata de cuatro medidas para incentivar y permitir a los bancos y otros intermediarios financieros reestructurar créditos de los clientes que así lo soliciten.

"La finalidad es que las reestructuras cuenten con una disminución de las tasas de interés, con la ampliación de plazos y, en su caso, disminuciones de los saldos, podría hacer que los acreditados paguen, en el caso de créditos pensuales, una cantidad menor de lo que inicialmente tienen contemplado”, sostuvo en videoconferencia Juan Pablo Graf Noriega, presidente de la CNBV.

"Estamos buscando que se reestructuren todas estas carteras que, por ejemplo, fueron sujetas de los criterios contables especiales u otro tipo de carteras que tuvieron algún tipo de deterioro en los meses que hemos vivido de la pandemia", añadió.

“Lo que tenemos que reconocer hoy es que la temporalidad de la economía, operando en condiciones Covid, va a ser mayor a lo que habíamos previsto. Por lo tanto, tenemos que repensar cuáles son las medidas regulatorias que se habían pensado originalmente”, reconoció por su parte el secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

Las autoridades financieras, a través de la CNBV, decidieron implementar cuatro nuevas medidas para incentivar y permitir a bancos y otros intermediarios financieros reestructurar los créditos de los clientes que así lo soliciten. Las medidas que contempla este plan son:

1. Computar un monto menor de reservas específicas cuando se pacte una reestructura con el cliente.

2. Reconocimiento de las reservas específicas que se liberen por la reestructura de un crédito como reservas adicionales.

"Para esta cartera que se reestructure estaríamos pensando que las reservas fueran menores. De esta manera los bancos tendrían incentivos para llevar a cabo estas reestructuras", sostuvo Graf Noriega.

3. Podrán reconocer un mayor capital regulatorio al considerar las reservas adicionales como parte del capital complementaria. Dichas reservas servirían como un "colchón" para hacer frente a los deterioros de las carteras que pudiera haber, explicó el presidente de la NCBV.

4. Reducir prudentemente los requerimientos de capital por riesgo de crédito. Se revisarán los requerimientos de capital de las carteras reestructuradas y los ponderadores de riesgo de capital para las carteras reestructuradas y los créditos que se aprueben a partir de ahora.

"Todos los créditos que se reestructuren en adelante y que durante la pandemia se hayan mantenido puntuales en sus pagos y sea cartera vigente, ya sea porque no fueron objeto de los criterios contables especiales o porque fueron objeto de ello, no tendrán marca en las sociedades de información crediticia. Los créditos que estaban vigentes pero no estaban al corriente de sus pagos, tendrán una marca que no es la marca tradicional de 'incumplimiento' de la obligación, sino una que se puede considerar más suave derivada de la coyuntura del Covid.

"Finalmente, los créditos que estén en cartera vencida, derivada del Covid pero que se reestructuren, permanecerán en cartera vencida mientas no haya evidencia de pago sostenido y, en ese sentido, serán marcados en los buros", precisó el titular de la CNBV.

En marzo pasado, la banca lanzó un programa para que los clientes que lo requirieran, aplazaran pagos de sus créditos, tanto de capital como de intereses. “Este programa ha sido extraordinario para las familias mexicanas. Se han reestructurado más de 8 millones de créditos –representan casi el 17% de la cartera bancaria-“, destacó Arturo Herrera.

Además, para promover la inclusión financiera y el otorgamiento de nuevos créditos, se pondrán en marcha tres medidas adicionales:

1. Se extiende el uso del buffer de capital -activos que permitan hacer frente a necesidades de efectivo- hasta el 31 de diciembre de 2021. "Esto dará mayor facilidad a los bancos y entidades financieras para que tengan mayor disponibilidad de recursos para observar pérdidas por la situación que tenemos y para extender nuevos créditos", explicó Juan Pablo Graf.

2. Se amplían los requerimientos de liquidez hasta marzo de 2021, con lo que los bancos podrán reducir transitoriamente sus buffers de liquidez por debajo del 100% de sus necesidades.

3. Se amplía a personas morales la regulación que permite la apertura de cuentas y contratación de créditos sin necesidad de que el cliente vaya a la sucursal. Además, se eliminan los límites establecidos para la contratación de créditos y apertura de cuentas facilitando la apertura de cuentas de identificación simplificada consideradas de bajo riesgo para sociedades financieras populares (Sofipos) y sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (Socaps).

La semana pasada Banco de México (Banxico) anunció que la aplicación las medidas que adoptó este año para proveer liquidez y promover un comportamiento ordenado del mercado financiero se extendería hasta febrero del próximo año.

"Debemos impedir que esta crisis económica derivada de un aspecto de salud se extienda al sector financiero y este sector financiero puede ayudar a que esta recuperación sea posible, es importante preservar la solidez del sistema", dijo el economista Gerardo Esquivel, quien participó en el webinar "Herramientas y políticas financieras para el crecimiento" en el Summit Expansión 2020.