La Asociación de Bancos de México (ABM) dijo este martes que las medidas de reestructura que anunciaron la semana pasada la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Secretaría de Hacienda no son obligatorias por lo que cada cliente deberá acudir a su banco a negociar su reestructura.

“Agradecemos a las autoridades su proactividad y reconocemos su preocupación por la salud financiera de los clientes de la banca y por velar por la solvencia del sistema”, dijo el presidente de la ABM, Luis Niño de Rivera, en conferencia de prensa.

La ABM destacó que el anunció de las autoridades tiene ventajas pero también "limitantes" al establecer un piso para las reestructuras de créditos e incitó a los clientes de la banca a cuidar su historial crediticio para asegurar que tengan acceso al financiamiento en los siguientes meses.

"No se está lanzando un programa gremial sino uno individual por acreditado y por cliente. La sugerencia a los acreditados que estén interesados en la reestructura es pensar en la calidad y buen desempeño de su historial crediticio; les va a qsegurar acceso en los meses posteriores a más financiamiento", dijo Niño de Rivera. “No nos inmiscuimos en temas como gremio dentro de los bancos y por eso vivimos muy contentos en la ABM”, añadió.

Al ser cuestionado sobre los clientes o los tipos de créditos que tendrían más posibilidades de tener una reestructura, el presidente de la ABM dijo que se tiene que hacer un análisis detallado puesto que el documento les llegó apenas el jueves de la semana pasada.

"Lo que necesitamos todos los bancos es hacer un análisis muy detallado (porque) lo que trae la circular que es amplio y complejo, tiene mucho detalle cada tipo de crédito y eso lo tenemos que analizar frente a la cartera: cuántos acreditados tiene cada banco de los distintos aspectos regulatorios que tiene la circula. Llevamos dos días y hay que darle una estudiada a detalle. Cada banco está midiendo su cartera, su clientela y las condiciones", destacó.

Los números de la banca a julio

El presidente de la ABM también dio a conocer las cifras de la banca hasta julio de este año, en donde destaca la caída en términos nominales del crédito al consumo -que son las tarjetas de crédito, créditos de nómina, personales y de bienes duraderos- de 8.2% a tasa anual.

Sin embargo, el crédito a la vivienda registró un crecimiento nominal de 9.7%, el crédito a empresas tuvo un alza de 7.3% mientras que el financiamiento al sector privado tuvo un crecimiento de 4.7%.

Cientos de miles de millones de dólares en fondos no utilizados de un paquete de ayuda de 2.3 billones de dólares (bdd) para el coronavirus podrían ser reasignados para ayudar a los hogares y empresas de Estados Unidos, dijeron este jueves el presidente de la Reserva Federal (Fed) Jerome Powell y el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Cerca de 200,000 millones de dólares (mdd) en dinero asignado al Tesoro para respaldar los préstamos del banco central siguen sin comprometerse, dijeron Powell y Mnuchin en una audiencia ante la Comisión de Banca del Senado.

Mnuchin también apunto a los 130,000 mdd que quedan del ya expirado Programa de Protección de Nóminas para ayudar a las pequeñas empresas, fondos que dijo que su primera prioridad sería conseguir la aprobación del Congreso para aprovechar y enviar a las empresas necesitadas.

Además, Powell, en respuesta a una pregunta, dijo que la mayor parte de los 75,000 mdd asignados al programa de préstamos de la Reserva Federal conocido como Main Street siguen sin utilizarse.

El foco de la reasignación de esas sumas ha surgido porque el Congreso sigue estancado en la provisión de nuevos alivios fiscales que, afirmó Powell, podrían marcar la diferencia entre una recuperación continua y una mucho más lenta.

Si bien los hogares están gastando ahora, tal vez utilizando lo que queda del dinero del paquete de 2.3 bdd aprobado por el Congreso en marzo, "el riesgo es que agoten ese dinero, al final, y tengan que recortar el gasto y tal vez perder sus casas o sus arriendos", comentó Powell.

"Ese es el riesgo a la baja, que no haya más medidas. No vemos mucho de eso todavía, pero bien podría suceder en un futuro no muy distante", agregó Powell en la última de tres audiencias ante el Congreso esta semana.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, anunció este martes que el país norteamericano tendrá acceso oportuno al portafolio de vacunas, a través del mecanismo COVAX, con lo que se comprometió a cubrir al 20 % de la población del país, equivalente a 51.6 millones de dosis.

Durante la conferencia de prensa matutina, desde Palacio Nacional, el canciller dijo que el país tendrá acceso a 8 proyectos internacionales de vacunas a través del portafolio COVAX, de los cuales 3 son de estados Unidos, uno de Alemania, uno de Gran Bretaña, dos de China, uno más de Australia.

El mecanismo Covax es un instrumento dependiente del Acelerador para el Acceso a las Herramientas contra COVID-19 (ACTA, por sus siglas en inglés), impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para garantizar el acceso a vacunas contra la COVID-19.

Además, detalló que México apoya 19 proyectos locales, de los cuales siete recibirán financiamiento de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID).

Señaló que las instituciones involucradas en estos proyectos son la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), el Cinvestav, el Centro de Investigación en Computación del Instituto Politécnico Nacional (IPN), entre otras.

De los proyectos 4 son de vacunas, uno de alternativa terapéutica, uno de protocolo de inmunización y uno más es un sistema de monitoreo.

En tanto, el presidente de México exaltó la importancia de haber promovido ante la ONU un mecanismo para acceder de manera equitativa a la vacuna contra la COVID-19.

 “Tenemos la ventaja de que fuimos promotores de este mecanismo de no acaparamiento a nivel mundial de medicinas y de vacunas“, presumió.

Asimismo, dijo que existe el presupuesto necesario para la adquisición de los biológicos “tenemos finanzas públicas sanas. Para decirlo de manera clara, tenemos dinero disponible para dar los anticipos y tener las vacunas desde que se pruebe que funcionan”, indicó

Respecto a la atención consular en Estados Unidos, Ebrard afirmó que hay pruebas gratuitas de COVID-19, vacunación contra la influenza y eventos de salud en 16 consulados de México.

DISMINUYE INTENSIDAD DE EPIDEMIA

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, aseguró que México suma ocho semanas consecutivas con disminución de la intensidad de la epidemia del coronavirus.

“Son ocho semanas consecutivas que va disminuyendo la intensidad epidémica, considerando el número de personas contagiadas”, indicó.

Explicó que desde la última semana de julio se registró una reducción del 59 % de los casos, y “en este momento” es del 39 %, “esto significa que es el porcentaje de reducción de los casos positivos que se presentan”, dijo.

El funcionario detalló que 27 de 32 estados en el país han logrado una reducción de la epidemia, y destacó que Campeche es el primero en pasar a semáforo verde.

“En general, en el país llevamos ocho semanas y en la que estamos transcurriendo, novena semana, de reducción sostenida, la epidemia no ha acabado”, alertó.

Es por ello que hizo un llamado a tener cuidado en el desconfinamiento puesto que la epidemia no ha acabado, y pidió a la población a acudir a la atención temprana ante cualquier síntoma de la COVID-19.

“Tenemos un claro patrón de reducción, necesitamos seguir teniendo cuidado en el desconfinamiento, y reiteramos: no se espere, si tiene síntomas de Covid, acuda lo más pronto posible a los hospitales”, pidió.

México alcanzó este lunes los 733.717 contagios acumulados y 76.603 fallecimientos a causa de la COVID-19.

Los empresarios mexicanos que inviertan en Estados Unidos para comenzar un negocio bajo las visas de inversor E-1 y E-2 tienen ahora mucho más tiempo para hacer que su empresa crezca y para demostrar que merecen permanecer en el país por más tiempo.

Desde este mes el periodo para remontar sus negocios se ha extendido de un año a cuatro años, una medida que, además de al inversor, beneficia a la economía estadounidense, pues se crean las condiciones para recibir un mayor flujo de capital extranjero.

La pandemia le ha causado a EE.UU., al igual que a la mayoría de los países, una desaceleración económica drástica.El índice de desempleo actual es de un 8,4 % y el Producto Interno Bruto (PIB) cayó un 31,7 % en el segundo trimestre de este año, según el Departamento de Comercio.

Este cambio en las visas E-1 y E-2 es muy significativo para el inversor mexicano, dijo el abogado corporativo Julian Montero, de la firma de abogados Saul Ewing Arnstein & Lehr en Miami, en unas declaraciones facilitadas por la agencia Top of Mind.

UNA MAYOR CERTEZA Y FLEXIBILIDAD

A su juicio, uno de los principales beneficios es que da “una mayor flexibilidad y certeza” a los inversores.

“El período de validez de 12 meses anteriormente limitaba la capacidad de planificación de negocios a largo plazo, lo cual es particularmente importante para las nuevas empresas considerando el período de aceleración habitual requerido para estabilizar las operaciones comerciales”, señaló.

“También reconoce los desafíos de estabilizar un nuevo negocio en un período de 12 meses, lo que la pandemia ha dificultado”, agregó.En su opinión, la orden ejecutiva del presidente Donald Trump que establece el cambio es “un uso inteligente de la autoridad existente” para aumentar la probabilidad de inversión extranjera directa de inversionistas mexicanos en empresas estadounidenses.

Las visas E-1, E-2 y E-B5 no han sido suspendidas por el gobierno estadounidense, como sí ha hecho con otras visas que dan permisos para trabajar en los Estados Unidos.

DISTINTAS OPCIONES DE VISAS

La diferencia entre las visas E-1 y E-2 y la visa EB-5 es muy grande. Las primeras son de “no inmigrante”, es decir para personas que no tienen la intención de convertirse en residentes permanentes en los EE.UU., mientras la última sí lleva a la residencia permanente y a la ciudadanía para el inversor y su familia.

Las E-1 y E-2 requieren que el inversionista haga una inversión “sustancial” (100.000 dólares o más) en un negocio estadounidense que ellos dirigirán o controlarán.

El monto de inversión de la visa EB-5 es de por lo menos 900.000 dólares, pero este dinero es un préstamo que se le devuelve al inversor generalmente en un periodo de cinco años.

Bajo el programa de EB-5, el inversor debe invertir en un desarrollo inmobiliario que genere empleos, indica David Amaro, director de America Capital Markets de LS NYRC, en declaraciones a la agencia de comunicación Top of Mind.

“Los que invierten a través de la visa EB-5 recibirán su residencia condicional en aproximadamente dos años y con eso tienen los mismos derechos que un residente permanente. La residencia permanente llega 2 ó 3 años después de la condicional,” explica.”

Los inversionistas con visas E-1 y E-2 pueden convertir sus visas a EB-5 siempre que cumplan con todos los requisitos necesarios. Todavía tardarán alrededor de 2 años en ser aprobados, pero pueden mantener su estado E-1 o E-2 mientras esperan que se apruebe su EB-5.

“Amaro, cuya compañía está actualmente buscando inversores de EB-5 para la construcción de un edificio de apartamentos en Nueva York, dice que otra diferencia importante es que un inversor con la visa EB-5 puede vivir y trabajar en cualquier parte del país sin importar donde esté ubicada su inversión.Con la EB-5, ellos solo actúan como prestamistas a cambio de un retorno en la inversión y la “green card”.

MEXICANOS EN BUSCA DE NUEVO FUTURO

Los cambios favorables de la visa E-1 y E-2 no podrían haber llegado en un mejor momento para los empresarios mexicanos.Goldman Sachs prevé que este año el PIB de México se contraerá un 9,8 % a causa de la pandemia, pero hay otros motivos que llevan al mexicano de alto poder adquisitivo a querer dejar su país y tienen que ver con la política, la criminalidad y un mejor futuro para sus hijos.

Consuelo Vilar, directora comercial en México para The Grove Resort & Water Park, un complejo de condos vacacionales de lujo cerca de Walt Disney World, en Orlando (Florida), dice que la pandemia fue la gota que rebasó el vaso y que ha visto un cambio radical en la mentalidad de los inversores mexicanos.”

“Desde este agosto, el equipo de ventas de The Grove y yo hemos vendido 28 condos amueblados y cerca del 70 % de los compradores eran de México”, añadió Vilar en declaraciones a Top of Mind.

Los apartamentos en condominios que vende Vilar tienen precios de 189.000 a 550.000 dólares y el comprador tiene un retorno garantizado del 10 % de la inversión por un tiempo determinado.

“Ese retorno garantizado es lo que más los motiva a invertir ya que pueden no solo proteger sino también crecer su patrimonio en dólares”, dijo.

Vilar dijo que muchos de sus clientes también le preguntan sobre cómo obtener la residencia en EE.UU. para poder trasladar a sus familias a un lugar más estable y más seguro.

“Si tienen suficientes recursos, ellos siempre optan por la EB-5, ya que les otorga la residencia permanente a toda la familia”, señaló.

Los encargados de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) están cada vez más divididos sobre cómo gestionar la economía del bloque durante una segunda ola de COVID-19, amenazando una paz costosamente ganada por la presidenta de la entidad, Christine Lagarde.

La funcionaria ha logrado poner fin a las luchas internas que el año pasado sembraron el caos en el seno del BCE durante los últimos meses de mandato de Mario Draghi. La dirigente francesa también ha impulsado varios paquetes de estímulo sin precedentes para mantener la economía del bloque a flote en medio de la pandemia.

Su promesa de buscar el consenso y atraer a los escépticos está en claro contraste con la política llevada a cabo por su predecesor, Draghi, que rara vez contó con sus principales oponentes dentro del organismo y señalaba la dirección de sus medidas incluso antes de debatirlas en el Consejo de Gobierno.

Pero las tensiones están aumentando de nuevo. La nueva ola de infecciones obliga al BCE a contemplar la posibilidad de un estímulo fiscal aún mayor. En este escenario, se están reabriendo viejas heridas y el economista jefe del BCE, Philip Lane, recibe críticas desde todos los sectores.

Los responsables de política monetaria conservadores -conocidos en la jerga de los bancos centrales como "halcones"- argumentan que el BCE está minimizando algunas buenas noticias, como los indicadores económicos registrados durante el verano, que fueron mejores de lo esperado.

Al otro lado del tablero, las "palomas" o banqueros centrales inclinados hacia la flexibilización monetaria presionan a Lagarde para que adopte un lenguaje más contundente ante los riesgos para el crecimiento y la amenaza de la apreciación del euro frente al dólar.

Los desacuerdos quedaron de manifiesto durante la última reunión de política monetaria celebrada en septiembre, según indicaron a Reuters ocho fuentes distintas cercanas a las conversaciones.

Los halcones quieren que, dadas las condiciones relativamente benignas del mercado, el BCE reduzca discretamente sus compras de bonos, ahorrando munición para incrementar el ritmo de compras de nuevo si fuera necesario. Todo ello sin aumentar el tamaño del Programa de Compras de Emergencia para Pandemias (PEPP por sus siglas en inglés).

Algunos sostienen además que las proyecciones económicas son demasiado pesimistas porque no tienen en cuenta las medidas de estímulo fiscal ya anunciadas, que inevitablemente darían lugar a un aumento del crecimiento y la inflación.

Ambos puntos fueron rechazados por Lane, como también lo fue el llamamiento a dar una advertencia más clara sobre los riesgos para el crecimiento de un euro más fuerte, dijeron las fuentes.

El BCE, que habla en nombre de los miembros del consejo, se negó a hacer comentarios.

¿Rebelión?

Aunque la mayoría de responsables defiende en público la postura de Lagarde de "esperar y ver", algunos adoptaron en la reunión un tono decidido de acomodamiento monetario y debatieron abiertamente las perspectivas de un mayor estímulo, algo que Lagarde ha evitado deliberadamente.

Varias de las fuentes -que hablaron bajo condición de anonimato- se opusieron especialmente a unos comentarios de la semana pasada de Fabio Panetta, miembro del Consejo de Gobierno, que vería con buenos ojos que el BCE pecase más por exceso que por defecto.

Panetta, que se unió al consejo a principios de año, argumentó que la inflación seguía incómodamente por debajo del objetivo del BCE y que en tales situaciones podría ser necesaria una respuesta política.

"Es como si Mario hubiera vuelto", dijo una de las fuentes, refiriéndose a la tendencia de Draghi a desviarse del mensaje del Consejo de Gobierno antes de que otros tuvieran la oportunidad de opinar.

En cualquier caso, las fuentes agregaron que Lagarde, por ahora, está cumpliendo su parte del trato e incluso está alcanzando compromisos con los políticos con los que Draghi no habló.

"Lagarde está trabajando sin parar y en junio se las arregló para obtener un consenso, así que no tengo ninguna razón para pensar que está a punto de cambiar su estilo", dijo otra fuente.

Algunos altos cargos del BCE han abogado por aumentar la cuota de compra de bonos de emergencia a 2 billones de euros desde los actuales 1.35 billones de euros, pero Lagarde rechazó tal sugerencia, reforzando su credibilidad entre los responsables que a menudo estaban en desacuerdo con Draghi, dijo una de las fuentes.

Las fuentes dijeron que si bien es posible que sea necesario adoptar medidas de política monetaria en diciembre, llevar los desacuerdos al dominio público y alimentar las expectativas del mercado con comentarios sobre flexibilización podría hacer más difícil mantener el consenso.

El secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió este martes de que, si no se toman acciones urgentes, el mundo se enfrenta a una recesión global que puede borrar de un plumazo décadas de progreso en materia de desarrollo.

"Estamos sufriendo la mayor contracción económica desde la II Guerra Mundial", recordó Guterres en la apertura de una cumbre organizada en los márgenes de la Asamblea General de Naciones Unidas para discutir medidas de apoyo a los países más vulnerables durante la pandemia del coronavirus.

Mark Lowcock, el jefe de los servicios humanitarios de la ONU, subrayó que la recesión ha golpeado con especial fuerza a naciones donde millones de personas dependían ya de la ayuda internacional para sobrevivir.

Por primera vez desde la década de 1990 se espera que la extrema pobreza aumente en el mundo y que la esperanza de vida se reduzca, con hasta el doble de personas en peligro de morir de hambre, destacó Lowock.

"Las últimas 25 semanas amenazan con deshacer 25 años de progresos en desarrollo", subrayó.

En la misma línea, Guterres recalcó que, a menos que se actúe ahora, el mundo se enfrenta a una "recesión global que podría borrar décadas de desarrollo y poner la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible totalmente fuera de alcance".

El jefe de Naciones Unidas urgió a los líderes internacionales a centrarse en tres grandes ámbitos, empezando por la movilización de recursos para diagnósticos, tratamientos y vacunas del coronavirus.

Guterres demandó también más alivio de deuda para los países en desarrollo y de ingresos medios y urgió a prestar más atención a las necesidades de financiación en África.

"La pandemia de la COVID-19 es una catástrofe, pero también es una oportunidad generacional para diseñar un futuro mejor", dijo el secretario general de la ONU.

Guterres fue el encargado de abrir la reunión virtual de este martes junto a los primeros ministros de Canadá, Justin Trudeau, y de Jamaica, Andrew Holness, que durante los últimos meses han liderado junto a la ONU un proceso de debate sobre la financiación para el desarrollo en respuesta a la pandemia.

En la cita, líderes de todo el mundo y organismos internacionales tienen previsto discutir un "menú de respuestas" que se ha venido preparando previamente con la idea de apoyar a los países más vulnerables frente a la devastación socioeconómica y financiera causada por el virus.