Para compensar el impacto de la pandemia de COVID-19 en los ingresos tributarios, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) se enfocó en realizar y reforzar acciones recaudatorias, por las que obtuvo 467,000 millones de pesos (mdp) en ingresos adicionales por acciones de eficiencia, fiscalización y cobranza.

De enero a noviembre los ingresos generados por eficiencia recaudatoria sumaron 75,000 mdp, las acciones se enfocaron en la vigilancia para el cumplimiento de las declaraciones de los contribuyentes de manera oportuna, e identificando contribuyentes que presentan inconsistencias en el pago de sus obligaciones, informó el SAT en un comunicado este jueves.

Por los programas de fiscalización y cobranza coactiva se obtuvieron, de enero al onceavo mes del año, 207,000 mdp de grandes contribuyentes: 161,000 mdp por fiscalización y 24,000 mdp por cobranza coactiva.

“Gracias al compromiso y a la solidaridad de los contribuyentes en esta crisis sanitaria, en enero-noviembre de 2020, las contribuciones internas registraron un aumento de 7% real, respecto a 2019, lo que compensó la baja actividad de comercio exterior que registró una disminución de 16.0% real en ese mismo periodo”, explicó el SAT.

Destacó que entre enero y noviembre de 2020, la recaudación tributaria mantuvo el mismo nivel en términos reales que el año pasado, la recaudación del ISR creció 0.7% real anual, y el IVA 0.3% real con respecto al mismo periodo del año pasado.

También en este periodo se reforzaron las acciones anticorrupción, y mediante detección oportuna de este tipo de conductas se promovieron 247 denuncias ante la Secretaría de la Función Pública en contra de 641 servidores públicos, y 49 denuncias ante la Fiscalía General de la República por presuntos delitos en contra de 90 servidores públicos.